Solicitud de la Tarjeta de Residencia en UK

All the Fields Bloom in March…

El refranero popular dice que “en Marzo florecen en todos los campos..”, sin duda es el mes en el que comenzamos a salir del letargo invernal y en el que muchos de nosotros acogemos con mucha expectación la siempre bienvenida Primavera. Marzo también, lo es y será, sin duda alguna, crucial en la historia del Reino Unido, una fecha está por poner en el calendario, así como lo fue el pasado 23 de Junio de 2016 cuando el pueblo británico decidió salir de la UE en referendum.

Tras innumerables rumores y tras solventar una compleja y efímera crisis constitucional, después de que Gina Miller, una ciudadana británica iniciara un proceso judicial, véase (R) Miller v Secretary of State) sobre quien debía estar legitimado para iniciar el  Brexit “UK Government vs UK Parliament”. Finalmente, la ley por la que el parlamento británico autorizará al Gobierno a iniciar el artículo 50 TUE – conocida popularmente como la clausula Brexit verá la luz posiblemente a finales de este mes de Marzo.

Una de las cuestiones a poner sobre la mesa en las negociaciones por el Brexit en Bruselas, será entre otras que pasará con aquellos ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido así como con los ciudadanos británicos en los países europeos. La última estadística sobre inmigración global publicada por la oficina nacional de estadística británica, es que hay alrededor de 3,2 millones de ciudadanos europeos registrados y viviendo en suelo británico por el contrario alrededor de 1 millón de británicos viven en los países de la EU. Sin ningún plan oficial que conozcamos hasta el momento, pero con mucho ruido inquietante en el ambiente, Theresa May  está dispuesta tantear el terreno primaveral y jugar esta baza para cortar el derecho a la libre circulación de personas y seguir teniendo acceso al mercado único.

La UE, sin embargo, se niega hasta al momento a sacrificar uno de sus principios fundamentales en favor de otros. Sin querer profundizar mucho en los procesos electorales que están por venir en Alemania y Francia (hasta ahora reacios a negociar esta cuestión) un vuelco electoral en Francia con una extrema derecha ascendente “anti-migrants”, sí podría facilitar este asunto.

Sin prisa alguna por parte de la Premier Británica, y con dos años de negociación extensibles por delante, el sistema migratorio del Reino Unido sigue y seguirá estando en la picota legal e informativa:

Hoy:

Al no ser parte de los Acuerdos Schengen, hace que Reino Unido tenga control sobre sus fronteras y requiera de que enseñes tu Pasaporte o DNI, si quieres entrar en ellas. La Tarjeta de Residencia Permanente británica, hasta ahora innecesaria para los ciudadanos europeos en virtud de los tratados, se está convirtiendo desde el pasado Junio a esta parte para muchos en un salvoconducto a presente y futuro para entrar, vivir y trabajar en el Reino Unido sin necesidad de aplicar por un visado. A falta de confirmación oficial, esta tarjeta puede solicitarla todo ciudadanos comunitario que viva en el Reino Unido por más 5 años y que trabajen, sean autónomos así como aquellos estudiantes y personas que sean auto-suficientes.

El proceso para adquirir esta tarjeta es tan extenso como complejo. Entre las 80 páginas de su solicitud, encontrarás un sin fin de documentación a aportar para cada caso, haciendo hincapié en tu historial laboral, entradas y salidas del país (incluso por vacaciones). Como ya publicara el diario The Guardian el pasado mes de Noviembre, La EEA Permanent Residence Card” – así es como la llaman en inglés –las solicitudes al Home Office o oficina de inmigración pasaron de 37,618 pre-brexit a más de 100,000 el pasado mes de Julio 2016 post-brexit. Esto que ha provocado un innumerable retraso en la oficina migratoria viéndose desbordada hasta el punto de que el plazo marcado de 6 meses para clarificar cada caso se ha visto en la mayoría de los casos incumplidos so-pena de compensación al solicitante. Desde Junio las firmas de solicitors especializadas en Derecho de la Inmigración en Reino Unido se están subiendo al carro para gestionar estas solicitudes y hacer dicho proceso más fácil y seguro.

Del Canto Chambers, firma especializada en clientes privados en España y Reino Unido, como así ya lo hace con la solicitud de residencia para inversores en España, ofrece también estos servicios para ciudadanos europeos que quieran aplicar a la tarjeta de residencia británica, lo que sin duda, será el tema estrella de la larga Primavera Británica,  “All the fields bloom in March…”.

Julio Prieto

Paralegal en Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.