El Reino Unido, de limpieza tributaria en sus territorios de ultramar

Las autoridades fiscales del Reino Unido investigarán los datos de cuentas offshore de no residentes en sus Territorios y Dependencias de Ultramar a petición de Estados Unidos.

El Tesoro británico (HMRC –Her Majesty Revenues & Customs) recibió de los Estados Unidos el pasado 30 de septiembre información de cientos de miles de cuentas bancarias off-shore de ciudadanos y residentes norteamericanos en cumplimiento de un acuerdo de intercambio de información con Washington firmado en 2012.

Junto a esta actuación, el fisco británico está trabajando en un plan de transparencia para erradicar paraísos fiscales de los Territorios Británicos de Ultramar y de las Dependencias de la Corona Británica.

En estos territorios se encuentran las Islas Caimán, Jersey, Guernsey, las Islas del Canal, las Islas Bermudas, Gibraltar y las Islas Vírgenes Británicas.

El HMRC destaca que desde 2010 ha recaudado 2.400 millones de libras y ha investigado por evasión fiscal a más de 90 individuos.

Con este plan de transparencia, el Tesoro británico espera recaudar unos 300 millones de libras de Jersey, Guernsey y las Caimán; alrededor de 270 millones de libras de la Isla de Man y de las Islas del Canal y sólo 40 millones de libras de las Islas Vírgenes Británicas, las Bermudas y Gibraltar.

Los datos recibidos por parte de las autoridades del Reino Unido se corresponden con datos sobre cuentas de gestión de inversiones bancarias, fondos de inversión, fondos de capital privado, trusts deslocalizados y pólizas de seguros, entre otros, a pesar de que la recopilación de datos de no residentes han estado estrictamente limitados.

Esta investigación podría durar unos seis meses y se enmarca en un plan internacional de lucha contra el fraude fiscal. Concretamente, el fisco británico está actuando a petición de Estados Unidos. En 2010, el Congreso estadounidense promulgó la ley FATCA (Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras) que está en vigor desde 2013.

Esta ley pretende identificar a ciudadanos y residentes norteamericanos en el extranjero que tengan fondos en instituciones financieras en el exterior y les requiere que informen e identifiquen los fondos y depósitos bancarios en el extranjero de estas personas.

Además, recientemente las autoridades británicas han anunciado una serie de nuevas medidas y multas contra el fraude fiscal. Estas iniciativas todavía están en discusión y plantean multas de hasta el 30% de lo defraudado.

A nivel general, los esfuerzos británicos contra el fraude se contextualizan en el proyecto BEPS de la OCDE y, a nivel comunitario, con la implementación de la Directiva 2016/1164, que ya han propiciado en Europa investigaciones a multinacionales americanas como Apple, Google o McDonald’s.

La lucha contra el fraude fiscal se ha convertido en un tema de gran importancia para las ciudadanos y una necesidad para los Estados. Pero más allá del ruido mediático y de los brindis al sol de los  gobiernos, se debe actuar con firmeza respetando la soberanía impositiva de los Estados y los derechos de los y las contribuyentes.

En Del Canto Chambers estamos especializados en derecho fiscal y mercantil y se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.