Los defraudadores británicos se arriesgan a grandes multas por evasión fiscal

La HMRC presenta un ambicioso plan contra la evasión de impuestos que genera dudas entre asesores fiscales y profesionales del sector.

El Tesoro británico (HM Revenue & Customs -HMRC) ha lanzado un plan para evitar el fraude fiscal con el que pretende imponer sanciones de hasta el 100% de los impuestos evadidos. El plan es una continuación de las medidas contra el fraude desarrolladas por el anterior Chancellor, George Osborne.

Estas iniciativas se aplicarán a contables y asesores fiscales implicados en operaciones de optimización fiscal declaradas como ilegales y también a aquellos que también hayan participado en todo el proceso: consultores independientes, abogados y banqueros.

Además, el Tesoro británico en su nuevo plan persigue imponer recargos a las empresas que dificulten o pongan trabas a sus investigaciones sobre el fraude fiscal.

Otra de las medidas ha sido la de imponer multas a los profesionales y consultores que hayan participado en operaciones de planificación fiscal tumbadas en los tribunales. Sin embargo, es en este punto donde ha saltado la polémica pues el Tesoro británico pretende hacer que los sospechosos de evasión fiscal demuestren que realmente evitaron incurrir en faltas en sus declaraciones fiscales.

Actualmente, la carga de la prueba, es decir, la obligación de demostrar que efectivamente alguien ha evadido intencionadamente impuestos, reside en la propia HMRC pero en este nuevo plan, dicho organismo propone revertir dicha carga de la prueba con el argumento de que dificultaría a los posibles evasores fiscales obstaculizar los trabajos de investigación contra el fraude de la HMRC.

En este sentido, además de las dudas jurídicas que podría implicar esta última medida, se ha criticado que este plan corre el riesgo de afectar a ciudadanos que no tuvieran la intención real de evadir impuestos y también que se penalice a profesionales que estén trabajando en planes de optimización fiscal perfectamente legales y que, por tanto, no hayan cometido delito.

De esta manera, el Chartered Institute of Taxation (CIOT) lamenta que el Tesoro no haya incluido en este plan un programa para prevenir a los contribuyentes sobre la evasión fiscal y que no les garantice acceso a asesoramiento legal.

Si bien la lucha contra el fraude fiscal es necesaria para asegurar una estable seguridad jurídica no se debe caer en medidas que introduzcan dudas al respecto, sobre todo desde las propias instituciones.

Si tiene alguna duda legal sobre los efectos de la política fiscal del Reino Unido en sus inversiones, ahorros o patrimonio por favor no dude en contactar con nosotros y le asesoraremos en clerk@delcantochambers.com.

Redacción de Del Canto Chambers

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.