La tributación de Twitter en Reino Unido creció en 2015

Twitter UK aumenta el pago de impuestos en Reino Unido al ganar un 30% más en 2015 aunque se estima que la cifra real de beneficios es aún mayor.

La filial británica de Twitter ha pagado un total de 1.240.000 libras (1.408.000 euros) en impuestos por un aumento de sus beneficios de un 30.5% en 2015. Estos beneficios alcanzaron la cifra de 76 millones de libras (83 millones de euros) aunque otros analistas apuntan a que los beneficios reales podrían ser de 135 millones de libras (153 millones de euros).

Este posible desfase se debería al desvío de 60 millones de libras (68 millones de euros) a Irlanda, país con un régimen fiscal más generoso. Este tipo de operaciones son fuente de numerosas críticas y han llevado al fisco británico a emprender nuevas medidas contra el fraude fiscal incluso en sus Territorios de Ultramar y Dependencias de la Corona.

Twitter no es la única multinacional que está en el punto de mira de las autoridades fiscales tanto británicas como de otros países europeos y de la misma Unión Europea, pues recientemente otras compañías como Apple o McDonald’s han sido multadas por la Comisión Europea en concepto de impuestos atrasados. Ambas multinacionales deberán hacer frente a un pago de 13.000 millones de euros y de 440 millones de euros respectivamente a Irlanda (en el caso del gigante tecnológico) y a Luxemburgo (en el caso de la famosa cadena de comida rápida).

Así, en el año 2015, Twitter obtuvo 3.360.000 libras de beneficios antes de impuestos (3.816.000 euros), una cifra ligeramente superior a los 3.290.000 libras de beneficios antes de impuestos logrados en 2014 (3.736.000 euros).

La lucha contra el fraude fiscal internacional se encuentra con el dilema de la legalidad de muchos de estos procesos de optimización, con los acuerdos impositivos bilaterales entre los países y con el perjuicio a los países que, como resultado, reciben menos ingresos tributarios de los que debieran.

Las medidas internacionales al respecto, como el proyecto BEPS de la OCDE, chocan a veces con la soberanía impositiva de los Estados. El respeto a dicha soberanía al tiempo que se reducen los perjuicios tributarios de terceros Estados es el terreno de juego donde se mueve (y se debería mover) la lucha contra el fraude fiscal internacional.

En Del Canto Chambers estamos especializados en derecho fiscal y mercantil y no se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.