La nueva ley de sociedades saudí como lanzadera del cambio en Riad

El nuevo texto legal sobre sociedades representa un desafío adaptativo para las compañías radicadas en el país y una oportunidad para modernizar la estructura empresarial saudí.

Arabia Saudí promulgó el pasado mayo una nueva Ley de Sociedades que tendrá enormes efectos en la estructura empresarial, financiera y de inversión del país. De hecho, esta nueva ley viene acompañada de numerosas regulaciones legales para implementarla; la mayoría de las cuales aún se encuentran en fase de consulta.

Toda esta serie de cambios estructurales y legales están siendo tutelados por el Ministerio de Comercio e Inversión saudí (MOCI) y la Autoridad General de Inversiones de Arabia Saudí (SAGIA), en el marco del proyecto de diversificación de la economía y de la captación de inversión extranjera que el gobierno saudí ha diseñado mediante planes como el Plan de Transformación Nacional 2020 y el Saudi Vision 2030, en previsión de un futuro económico caracterizado por los bajos precios del petróleo.

Pero ¿qué implica esta nueva ley? Con un periodo transitorio estipulado de 12 meses (Art. 224), en el que las empresas nacionales y extranjeras instaladas en Arabia Saudí deberán adaptarse al nuevo marco legal, los efectos de esta norma podrían separarse en tres campos:

En primer lugar, en la propia constitución y gestión de las empresas (tanto sociedades de responsabilidad limitada -SRL- como sociedades por acciones -SpA) pues, aunque la presentación de los estatutos no será obligatoria sí será muy recomendable para obtener el visto bueno del MOCI.

Con respecto a la gestión, la nueva ley modifica el plazo para la presentación de informes financieros, introduce cambios en el proceso de suscripción preferente (DSP), estipula que se suspenderá la reserva estatutaria cuando alcance el 30% del capital e incluye nuevos procedimientos en el caso de incurrir en pérdidas (Art. 121).

También se regulan otros aspectos de la gestión como las reuniones de los accionistas (Art. 90), el voto acumulativo en las elecciones al consejo de administración (Art. 95) , remuneraciones (Art. 76) y auditorías (Arts. 101-104).

En segundo lugar, la inversión extranjera y las finanzas. Así, con la nueva norma se fomentará el establecimiento en el país del 100% de las empresas comerciales que las compañías establecidas tengan en el extranjero y regulará aspectos como el uso de tecnología por parte de las empresas, los precios de readquisición de acciones y las acciones preferentes.

Por último, en tercer lugar, en el ámbito de la gobernanza corporativa esta ley introduce cambios basándose en las regulaciones de buenas prácticas. De esta manera, tanto las sociedades por acciones como aquellas empresas en las que participe la familia real saudí tendrán que adaptarse a estas medidas.

La nueva ley saudí de sociedades representa una modernización de la estructura empresarial de Arabia Saudí además de un desafío organizacional y normativo para todas las empresas radicadas en el país que, sin duda, facilitará la llegada de nuevas inversiones y pondrá fin al lastre de las tradicionales trabas administrativas del estado saudí.

Si tiene alguna duda legal sobre sus inversiones en Arabia Saudí y otros países del Golfo Pérsico como Qatar, por favor no dude en contactar con nosotros y le asesoraremos en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.