La economía española mejora, alcanzando valores anteriores a la crisis

La economía española mejora, alcanzando valores anteriores a la crisis

Los datos económicos en España mejoran aunque aún queda un amplio margen de mejora en relación al empleo.

La economía española está mejorando hasta alcanzar niveles anteriores a la crisis de 2008, tras tres años de crecimiento. Las previsiones del gobierno para 2017 sitúan este crecimiento en torno al 2.5% mientras que el Banco de España lo estima en un 2.8%, un 2.3% en 2018 y en un 2.1% en 2019.

Esta mejora ha sido destacada incluso por el Financial Times en un reciente reportaje. Así, la profunda crisis que ha vivido España en los últimos nueve años parece haber quedado atrás. Las cifras macro en España han mejorado notablemente: la economía ha ganado en competitividad, las condiciones financieras son favorables y la demanda interna está creciendo, sustentada en el consumo privado. La mejora de la situación en España, con respecto a los años de la crisis se debe a cinco importantes medidas:

  • La reforma del mercado laboral: realizada en 2012, ha permitido bajar el desempleo del 25.77%% de ese año al 18.63% actual. El Banco de España estima que la tasa seguirá descendiendo hasta el 14% en 2019.
  • Subida del empleo: ha descendido 7.14 puntos en cinco años, aunque su tasa sigue alta en comparación con el resto de países europeos.
  • El recorte del déficit: en cinco años ha descendido 5.93 puntos, desde el -10.47% del PIB en 2012 hasta el -4.54% de 2016. Al comienzo de la crisis, en 2008, el porcentaje era del -4.42%.
  • Fin de la dependencia del sector de la construcción: la burbuja inmobiliaria fue desastrosa para la economía española e incidió profundamente en la caída del empleo durante la crisis. El peso de este sector en el PIB llegó a ser del 10% para situarse actualmente en el 5%. Las ventas de viviendas repuntan pero el peligro de otra burbuja queda lejos.
  • Reforma del sistema bancario: el saneamiento de las cajas de ahorros ha permitido que el crédito vuelva a fluir, que los préstamos tóxicos y las provisiones por pérdidas en préstamos desciendan.

Estas previsiones garantizan una continuación del crecimiento en España en los próximos años. Sin embargo, para prevenir futuras crisis, España todavía necesita eliminar fallos estructurales. El FT destaca, entre ellos, la todavía alta tasa de desempleo y la precariedad del nuevo empleo (que dobla la media de la UE), el nivel de deuda pública (rozando el 100% del PIB y que desde la crisis ha subido un 40%), la baja productividad del sector privado, la corrupción y el bajo nivel educativo.

Realizar más reformas en estos “puntos negros” de la economía española debería ser una prioridad para apuntalar los actuales niveles de crecimiento y aumentarlos en el futuro. Está en las manos del gobierno, sindicatos, empresas y sociedad civil dejar atrás, y para mucho tiempo, la “pesadilla” de la Gran Recesión.

En Del Canto Chambers estamos especializados en inversiones internacionales en España . Se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com.

Redacción de Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.