Comisión Europea propone una base imponible común del IS

La Comisión Europea propone una base imponible común del IS

El Parlamento Europeo discute una propuesta para crear una base imponible común del impuesto de sociedades en toda la Unión Europea.

La Comisión Europea ha presentado una propuesta en el Parlamento Europeo para armonizar la base imponible del impuesto de sociedades entre los 28 Estados miembros.

Esta Base Consolidada Común sobre el Impuesto de Sociedades (BICCIS) permitiría que las empresas pagasen impuestos donde tengan los beneficios y donde generen actividad económica, reduciendo los mecanismos de ingeniería fiscal y contable que actualmente realizan empresas como las multinacionales (facturar a través de filiales en paraísos fiscales y pagar cánones inflados a empresas matrices, por ejemplo).

No es la primera vez que la CE intenta implantar una base imponible común en la UE. Ya lo hizo, sin éxito, en 2011 y en 2014. Ahora, con una opinión pública favorable y con las investigaciones realizadas contra multinacionales como Apple, McDonald’s o Amazon en curso, lo intenta de nuevo.

La BICCIS, argumentan desde la CE, permitiría crear un sistema fiscal más simple a nivel comunitario y luchar contra la elusión fiscal. Esta propuesta está dividida en dos partes: en la primera, se implementarían las normas comunes para calcular esta base imponible europea; y en la segunda,  se consolidarían dichas bases imponibles. Los cambios que introduciría la BICCIS son:

  1. Una sola forma de tributar en toda la Unión Europea.
  2. Establecer las deducciones y exenciones a las que se aplicaría la BICCIS en toda la UE
  3. El tipo de depreciación de los activos sería común en el conjunto de la UE.
  4. Los gastos deducibles también serían comunes para todos los Estados miembros.
  5. Evitaría el traslado de beneficios.
  6. Introduciría incentivos fiscales en I+D de hasta el 200% en algunos casos. Como consecuencia, la inversión en este campo crecería un 3.4%, especialmente en las start-ups.
  7. Los tipos de interés del impuesto de sociedades continuarían siendo competencia de los Estados miembros.
  8. Las empresas sólo tendrían que presentar una declaración al año, reduciendo así un 8% el tiempo dedicado a estas actividades administrativas.
  9. Mecanismos de resolución de conflictos relacionados con la doble imposición. Se calcula que actualmente hay 900 casos sin resolver en este sentido en la UE, valorados en un total de 10.500 millones de euros.
  10. Evitar agujeros legales entre las normas tributarias de los Estados miembros, lo que reduciría en un 70% las actividades de profit-shifting de las empresas.
  11. Desincentivar la financiación de las empresas a través de la deuda para incentivarla mediante el capital social, lo que reduciría el riesgo de quiebra y la vulnerabilidad ante la bancarrota de las compañías.
  12. En este sentido se crearía el Allowance for Growth and Investment (AGI) por el que el capital y la deuda tendrían el mismo tratamiento fiscal.
  13. Esta base imponible común se aplicaría obligatoriamente a las empresas que tuvieran más de 750 millones de euros de beneficios al año.

La clave del BICCIS reside en que, para calcularse, las empresas o grupos de empresas sólo tendrían que sumar todos sus beneficios y restar todos sus gastos en las filiales o compañías que posean en todos los Estados miembros de la UE. A este resultado neto se le aplicaría esta base común para saber la cantidad del IS que tendrían que pagar.

Dicha cantidad se repartiría proporcionalmente entre los Estados miembros en los que la empresa o el grupo de empresas tengan actividad y a estas cantidades repartidas cada Hacienda estatal aplicaría el tipo del IS que tuviera fijado.

La lucha contra la evasión fiscal internacional es imprescindible si se pretende conseguir la igualdad fiscal de todos los ciudadanos, sin embargo, también debe respetarse la soberanía impositiva de los Estados. Estrechar el terreno de juego de la evasión fiscal entre estos dos principios, a través del consenso entre los Estados miembros, sería beneficioso para el desarrollo de la UE.

Esta propuesta se alinea con los principios BEPS que hemos cubierto extensivamente en nuestro blog.

En Del Canto Chambers estamos especializados en derecho tributario y mercantil y se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.