Hacienda la toma con las grandes multinacionales tecnológicas

Grandes compañías tecnológicas son acosadas por Hacienda para evitar posibles fraudes en el marco de una campaña internacional auspiciada por la OCDE.

La Agencia Tributaria lleva meses detrás de las empresas multinacionales tecnológicas realizando visitas e inspecciones para descubrir posibles fraudes en la declaración de impuestos.

Prácticamente ninguna multinacional puntera se ha librado de la lupa de Hacienda ni del os registros de sus oficinas en España. En este sentido, Google es la más destacada. Hacienda inició ya en 2011 una investigación por la que el gigante de internet acabó comprometiéndose a pagar 1.9 millones de euros por sus declaraciones fiscales de 2007 y 2008. Pero es que, además, el pasado junio recibió la visita de los inspectores del fisco en sus dos oficinas de Madrid (Torre Picasso y el Campus Google).

El fisco español no es el único. En Gran Bretaña y Francia también están sufriendo inspecciones y, en ocasiones, han llegado a acuerdos para evitar sanciones por fraude. En Londres, Google tuvo que pagar 172 millones de euros en concepto de impuestos atrasados y en París le reclaman 1.600 millones.

La multinacional Apple también está en la diana de la Agencia Tributaria, que está investigando sus 11 oficinas en España para comprobar si existía un fraude fiscal por el impuesto de sociedades, el IVA y el IRNR en los ejercicios 2009-2012.

Microsoft también ha tenido problemas con el fisco y ya tuvo que regularizar 18.4 millones de euros del impuesto de sociedades entre los años 2007 y 2009. Otras grandes compañías como Twitter, Linkedin o Amazon también están siendo vigiladas, aunque aún no hayan recibido sanciones, ya que pagan muy pocos impuestos en comparación con la cantidad de ingresos que declaran.

Las inspecciones fiscales a grandes empresas por parte de Hacienda y otras autoridades fiscales europeas se enmarcan en un proyecto internacional de lucha contra la evasión fiscal auspiciado por la OCDE, el llamado proyecto BEPS.

Estas empresas utilizan estrategias para pagar menos impuestos. Una de las más utilizadas es la llamada “café doble irlandés”: por la que desvían todos los beneficios hacia Irlanda para después reenviarlos a un paraíso fiscal, a través de empresas filiales o comisionistas.

Sin duda la lucha contra el fraude fiscal es loable aunque no debería cruzarse nunca la línea de la depredación tributaria.

Si tiene alguna duda sobre sus inversiones, ahorros o patrimonio, por favor no dude en contactar con nosotros y le asesoraremos en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.