Gibraltar: el problema territorial del Brexit

Gibraltar: el problema territorial del Brexit

Gibraltar defiende un acuerdo diferenciado para el Peñón y el resto de territorios británicos en las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, defendió en una entrevista en la cadena de televisión británica BBC que las próximas reuniones entre Londres y Bruselas para negociar la salida británica de la Unión deben contemplar un acuerdo diferenciado para el Peñón.

En el referéndum del pasado 23 de junio, el resultado en Gibraltar fue de alrededor de un 96% favorable a la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. Es esta decisión del pueblo gibraltareño la que reivindica Picardo en las negociaciones con Bruselas.

El status de Gibraltar es un asunto de gran importancia geoestratégica y económica que el Reino Unido y la Unión Europea tendrán que zanjar cuando el gobierno de Theresa May active el artículo 50 del TUE en 2017, agravado por el contencioso que mantiene con España por este territorio desde el siglo XVIII.

Las autoridades gibraltareñas abogan porque en una futura Unión Europea post-Brexit, la Roca pueda conservar tanto el acceso al mercado único comunitario como la libre circulación de trabajadores. Picardo destaca que cada día cruzan la Verja unos 10.000 trabajadores españoles y resalta la importancia que tiene este tráfico de personas para la economía del Peñón y para la de la colindante comarca gaditana del Campo de Gibraltar.

Por tanto, en las negociaciones sobre la salida británica de la UE, Gibraltar asume la tesis trilateral y la reivindicación de un acuerdo diferenciado con respecto a la metrópoli (sin que eso signifique abandonar la soberanía británica); unas negociaciones a las que califica como binarias.

Este tipo de acuerdo tendría en cuenta, según Picardo, las necesidades de los diferentes sectores industriales británicos afectados por el Brexit y también las de los distintos territorios del Reino  Unido, puesto que Escocia e Irlanda del Norte también votaron a favor de la permanencia en la UE.

Por último, el ministro principal de Gibraltar, apostó por la celebración de un segundo referéndum sobre el Brexit, pero no para revocar lo votado en el primero sino para preguntar a la ciudadanía por el tipo relaciones que se mantendrán con la Unión una vez producido el Brexit: una salita unitaria del Reino Unido o una salida que tenga en cuenta las diferencias del país.

En Del Canto Chambers estamos especializados en derecho fiscal y mercantil y se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.