España recupera su influencia política en la UE

España recupera su influencia política en la UE

El gobierno español se enfrenta a un nuevo papel entre sus socios comunitarios recuperando su perdida influencia debido al Brexit y a su recuperación de la crisis económica.

España está intentando recuperar su lugar diplomático y de influencia en la Unión Europea, que había sido de un perfil bajo desde 2008 y durante todos los años de la crisis.

El perfil bajo de España en la UE se debe a la crisis y, anteriormente, a la ampliación de la UE, cuando la entrada de 10 nuevos Estados miembros desplazó los equilibrios de poder en la Unión Así, durante el segundo mandato de Rajoy, España tiene el objetivo de revertir esta situación.

En este sentido, España recientemente albergó la III Cumbre de los países del sur de la Unión Europea en Madrid, donde los primeros ministros de Malta, Francia, Chipre, Grecia, Italia y Portugal se reunieron para debatir sobre dos temas importantes: el futuro de la UE, reafirmando su compromiso de fortalecer la unidad y la construcción europea establecidos en la Declaración de Roma; y sobre el Brexit, abogando por un acuerdo de salida justo y equilibrado con el Reino Unido para asegurar el éxito de las futuras relaciones UE-UK.

El propósito del gobierno español de ganar influencia otra vez en el marco de la UE ha estado últimamente impulsado por hechos recientes, destacados por el Financial Times en un reportaje:

– Las referencias a Gibraltar en el texto que la UE publicó sobre las líneas de actuación de las negociaciones del Brexit: de mucha polémica, en ese documento se afirma que cualquier acuerdo entre el Reino Unido y la UE posterior al Brexit no será de aplicación en la Roca si, previamente, no se ha llegado a un acuerdo bilateral entre el Reino Unido y España.

– El Brexit y los derechos de residencia de los expatriados: España está teniendo un papel conciliador en este tema, teniendo en cuenta que alrededor de 300.000 británicos viven en este país. Los derechos tanto de los ciudadanos británicos como de los ciudadanos españoles y comunitarios que viven en el extranjero en relación con los visados y los permisos de residencia parece que serán ampliamente debatidos durante las negociaciones del Brexit.

– La independencia de Escocia: Como el Reino Unido está enfrentándose a un segundo intento de las autoridades escocesas de organizar otro referéndum de independencia, España está reafirmando su tradicional política en contra de los movimientos de autodeterminación debido a su caso con Cataluña.

– España como un futuro cuarto poder en la UE: España formó parte de la reciente cumbre a cuatro bandas organizada en el Palacio de Versalles francés con los primeros ministros de Francia, Alemania e Italia. La posición española en la UE se beneficia tanto de la salida británica de la UE (considerada la actual cuarta potencia europea) y del cada vez más aislado gobierno de Polonia (que es el sexto Estado miembro más importante).

España tiene una población que apoya con firmeza la idea de una Europa unificada como se señaló recientemente en un informe realizado por la empresa de encuestas española GAD3 el pasado diciembre de 2016. Esta investigación mostró que un 76% de los ciudadanos españoles están a favor de la Unión Europea. Además, no hay partidos antieuropeístas de derecha en España al contrario que en otros países comunitarios como Francia.

Fortalecer el papel de España en la UE es positivo para el país. Si España va a ser un nuevo poder a tener en cuenta en Europa, sería útil que su recuperada influencia sirviera para impulsar el consenso con sus socios europeos, especialmente sobre asuntos polémicos como los derechos de los expatriados en el extranjero.

En Del Canto Chambers, estamos especializados en las solicitudes de visados y Tarjetas de Residencia tanto en España como en el Reino Unido y se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com.

Redacción de Del Canto Chambers

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.