clientes privados

El TS recupera su antigua doctrina sobre la transparencia de las cláusulas suelo

El TS recupera su antigua doctrina sobre la transparencia de las cláusulas suelo

El Tribunal Supremo emite un nuevo fallo sobre las cláusulas suelo en las que endurece los requisitos de transparencia material de estas cláusulas y garantiza el estudio caso a caso.

Las cláusulas suelo no abandonan la actualidad jurídica. Si el Tribunal Supremo, en un principio, solo consideró la retroactividad de estas cláusulas en las hipotecas firmadas a partir de mayo de 2013 y el TJUE la amplió hasta la misma firma del contrato hipotecario, ahora el TS en un reciente fallo el pasado 9 de marzo, modifica su criterio para comprobar que se ha respetado el concepto de transparencia material.

Esta nueva sentencia STS 788/2017 de 9 de marzo de 2017 no impedirá, como ya se intentó previamente cuando el gobierno aprobó el Real Decreto del proceso extrajudicial de las cláusulas suelo (RD 1/2017 de 20 de enero), una avalancha de reclamaciones en los tribunales por este tipo de cláusulas.

El fallo del TS del 9 de mayo de 2013 (STC 1916/2013) decretó la nulidad de la cláusulas suelo apelando a una falta de transparencia o claridad en las condiciones que el banco ofrecía en el contrato hipotecario a sus clientes. Para ello hacía uso del mecanismo de la “acción de cesación”, por el que se condena al contratante a eliminar de las condiciones generales del contrato toda cláusula considerada nula y a que no pueda beneficiarse de los efectos de dicha cláusula.

Sin embargo, y en primer lugar,  al mismo tiempo que consideraba nulas las cláusulas suelo (haciendo que estos contratos hipotecarios ya no fueran válidos) ponía un límite temporal para poder reclamar el dinero pagado de más por estos contratos hipotecarios.

Por tanto, aunque todos estos contratos ya eran nulos, sólo podían reclamarse unos pocos (aquellos firmados después de mayo de 2013). Este límite fue lo que anuló el TJUE en su sentencia de diciembre de 2016. El resto de clientes se apresuró a inundar los juzgados de demandas.

En segundo lugar, la sentencia del 9 de mayo de 2013, además, aumentaba los requisitos para que una cláusula suelo fuera considerada transparente. Estos requisitos eran, según la derogada Orden Ministerial de 5 de mayo de 1994, que la oferta del banco fuera vinculante, que la cláusula en cuestión estuviese separada y que hubiera advertencia expresa del notario.

Pero en este fallo, el procedimiento seguido para poder declarar nulas las cláusulas suelo tenía un alcance general (para abarcar a todos los contratos firmados con cláusulas suelo ahora nulas) y ello tenía como consecuencia la eliminación del estudio caso a caso de cada contrato hipotecario; es decir, impedía la acción individual de nulidad.

Ahora el Tribunal Supremo corrige este hecho y en la sentencia del 9 de marzo de 2017 establece que habrá que estudiar cada caso concreto para determinar si las cláusulas suelo de una hipoteca son nulas o no y si tanto la entidad bancaria como el notario cumplieron sus deberes de transparencia.

Es este sin duda el aspecto más importante de esta sentencia porque establece como requisito de la transparencia de una cláusula suelo la actuación conjunta del banco y del notario cuando hasta ahora se habían juzgado de forma separada.

En este sentido, a parte del estudio caso a caso, recupera la opción de declarar nula una cláusula suelo a través del llamado instrumento de anulación por vicio del consentimiento (que consiste en que haya habido error, dolo, violencia o intimidación en la firma de un contrato) y acudiendo a la cláusula rebus sinc stantibus, por la que si las condiciones en las que se ha firmado un contrato cambian drásticamente y de manera imprevisible por las partes, puede haber modificaciones en las estipulaciones acordadas en el contrato.

Con esta decisión, el Tribunal Supremo aporta seguridad jurídica garantizando a cada proceso judicial por cláusula suelo su valoración y sentencia independientes pero, sobre todo, evita el “filtro” extrajudicial que el gobierno aprobó en enero para no colapsar los juzgados y que dañaba la ponderación caso a caso, imprescindible en el ejercicio justo del Derecho.

En Del Canto Chambers estamos especializados en la reclamación de cláusulas suelo en los juzgados españoles tanto para ciudadanos nacionales como extranjeros. Se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com.

Claudio Rodríguez Vera (@rvclaudio)

Abogado en Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.