El parlamento de Baleares debatirá modificar la norma de alquileres turísticos

El parlamento de Baleares debatirá modificar la norma de alquileres turísticos

El parlamento balear debatirá de urgencia una propuesta de ley para regular los alquileres turísticos en las islas y asegurar el acceso a vivienda residencial.

El gobierno de las Islas Baleares admitió a trámite el pasado 7 de abril un proyecto de ley para regular los alquileres turísticos en la región con la intención de priorizar el acceso a la vivienda residencial, que modifica la actual Ley 8/2012 de 19 de julio de Turismo de las Islas Baleares.

El llamado Proyecto de Ley de Alquiler Turístico, que se debatirá en el Parlamento regional y está previsto que se apruebe en septiembre de 2017, tiene como novedad la delegación en los ayuntamientos, en los consells y en las comunidades de propietarios la decisión de permitir o no el alquiler de inmuebles para uso turístico, según el Diario de Ibiza.

Hay división de opiniones sobre esta proposición de ley autonómica. Para Mark Stücklin, de Spanish Property Insight, esta iniciativa es “sensata” y “positiva” si sirve para “permitir el alquiler turístico en zonas donde hay poca demanda para el mercado primario de viviendas” y acaba con la “situación actual” de “prohibición absoluta, que es ampliamente ignorada”, mientras que desde idealista.com argumentan que esta decisión “no parece el camino a seguir” pues “limita la redistribución de ingresos del turismo”, y se decantan por “regularizar el mercado abriendo la concesión de licencias” y “asegurando requisitos de calidad”.

¿Pero cuáles son las medidas que introduciría este proyecto de ley si se aprobara? En primer lugar, las comunidades de propietarios podrán decidir, por mayoría simple, si permiten el alquiler de viviendas en sus edificios con fines turísticos.

En segundo lugar, los inmuebles destinados a alquiler turístico deben tener instalados contadores independientes de agua y electricidad, además de contar con una certificación energética para conseguir la licencia.

La tercera medida es prohibir el alquiler turístico en viviendas de menos de 5 años (el límite actual es de 10 años) y en ese tiempo el uso debe ser sólo residencial privado, demostrable con una declaración de obra nueva, tal y como señalan desde la web preferente.com.

En el caso de las viviendas plurifamiliares, en cuarto lugar,  este periodo será también de cinco años pero renovables y se considerará alquiler turístico todo arrendamiento inferior a un mes, según el Diario de Ibiza y El Mundo.

Como quinta medida, esta ley otorga a los ayuntamientos y concells la potestad de delimitar zonas urbanas para uso de alquiler turístico o no en un plazo de ocho meses y sólo podrán alquilarse inmuebles registrados en Turismo (que se regirán por la ley balear). Los inmuebles no registrados, y que se regían por la Ley 29/1994 de 24 de noviembre de Arrendamientos Urbanos (LAU), serán ilegales aunque hasta que la norma no se apruebe y se delimiten totalmente las zonas seguirá existiendo esta ambivalencia normativa que el Govern califica como “coladero”, pues la LAU sí permite alquileres cortos.

En el caso de estas zonas delimitadas, el ayuntamiento de Palma de Mallorca ya ha anunciado que prohibirá estos alquileres. En el área metropolitana de esta ciudad, un total de 3.191 viviendas se destinan a alquiler turístico: 21.216 plazas de alojamiento que suponen el 68.9% de su oferta turística.

Por último, esta ley endurece el régimen sancionador y estipula multas de entre 20.000 y 40.000 euros para los propietarios, los explotadores y los comercializadores que la incumplan. Estas sanciones serán impuestas por la administración autonómica, insular y local.

En Del Canto Chambers estamos especializados en los aspectos fiscales y mercantiles de la gestión de una propiedad. Se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com.

Redacción de Del Canto Chambers

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.