El ahorro de trabajar con factura completa

London Lawyers - Del Canto Chambers

El ahorro de trabajar con factura completa

Según la Ley de IVA para que un documento de compra se considere factura completa tiene que cumplir varios requisitos, algunos de ellos, serían los datos fiscales completos de proveedor y cliente, el número de factura y desglose detallado del IVA (ver aquí todos los requisitos).

Dicho esto, es común ya sea trabajando como autónomo o para tu empresa, encontrarse con proveedores que no hacen esta factura completa, las razones para no emitirla pueden ser falta de tiempo, de conocimiento o incluso por no solicitarlo el mismo cliente. En estos casos, existen proveedores que hacen entrega de un justificante que no puede considerarse una factura completa, lo cual tiene inconvenientes para el cliente.

Existen muchos casos de proveedores que legalmente no tienen obligación de emitir una factura completa y centraremos el análisis en cómo afecta económicamente a la imposibilidad de desgravar fiscalmente la falta de factura y no en la responsabilidad legal de trabajar con aquellos que se encuentran en la economía sumergida que en ningún caso debería considerarse.

En función del justificante de compra que entreguen podemos distinguir dos tipos de proveedores que no emiten facturas completas:

  1. Los que entregan una factura simplificada o tique: estos proveedores, aunque no te dan una factura completa si emiten un documento legal con el que se puede desgravar el gasto en el Impuesto de Sociedades (IS) o en el de Personas Físicas (IRPF) ya que Hacienda los reconoce legalmente. Algunos proveedores de este tipo serían los bazares o algunas compras por internet entre otros.
    • Ejemplo práctico: Si cuando repostas tu coche de empresa o de autónomo te marchas con un tique sin pedir factura completa y a lo largo del año has pagado 3.025€ solicitando factura completa podrías haber reducido el gasto hasta los 2.500€
  2. Los que entregan un albarán firmado o un justificante de entrega: en este caso el documento que entregan es uno informal sin ninguna validez legal por lo que un autónomo no podrá desgravarse de este gasto y una empresa ni siquiera podría registrarlo en su contabilidad, lo que añade aún más problemas. Es común encontrar aquí a un esporádico prestador de servicios que por sus circunstancias personales no está obligado a ser autónomo (sólo empresas y autónomos pueden facturar).
    • Ejemplo práctico: Hemos perdido la factura de la compra de una impresora por la que hemos pagado 500€, al no tener el documento no podemos desgravarla y estaríamos renunciando a desgravar unos 87€ de IVA y 103€ de IS*, es decir perder la factura costará en este caso 190€ (un 38% del precio).
    • Siendo el 25% el tipo de IS más común, podrá variar según del tipo de empresa y en el caso de autónomos según el tramo de IRPF

En resumen, trabajar con otro tipo de documentos que no sea la factura completa tiene un coste económico muy importante y que hay que considerar puesto que una opción de compra que parece barata puede acabar siendo más cara que su alternativa si no podemos conseguir factura completa. De igual forma hay que considerar este ahorro fiscal a la hora de valorar el pedir factura completa cuando es posible conseguirla y no marcharnos con un tique, aunque conlleve unos minutos extra.

Pregúntanos cualquier duda o incidencia que tengas en tu contabilidad, te asesoramos en materia fiscal y contable. Te responderemos en un plazo de 24 horas.

Adrián Soto Rodríguez
Asesor y Gestor
Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.