Del Canto Chambers opina sobre el derecho a la privacidad en la Commonwealth

Nuestro Managing Partner, León Fernando del Canto, ha publicado un artículo titulado “The right to privacy vs parliamentary immunity or money powers against rule of law”, en la revista Global Assets Magazine sobre una reciente sentencia del Tribunal Supremo de las Islas Bahamas sobre el derecho a la privacidad.

fdc-globalassets-financialpublicationsoffshoreLa Corte Suprema de Bahamas emitió una sentencia por la que hacía prevalecer el derecho a la privacidad frente a la inmunidad parlamentaria. El asunto tiene, para Del Canto, unas enormes implicaciones no sólo para los países regidos por la Common Law (los de la Commonwealth británica) sino para el propio país isleño pues la confidencialidad es uno de los pilares de su pujante industria de servicios financieros.

El caso trataba de una disputa entre dos particulares (los ciudadanos estadounidenses Louis Bacon y Peter Nygard) en relación con la ampliación de la propiedad de uno de ellos (Nygard) que dañaba un paraje natural y protegido. El asunto llegó a ser investigado por el Parlamento bahameño y, en el curso de estas pesquisas, se leyeron en sesión parlamentaria varios correos electrónicos de Louis Bacon y su hermano.

Con anterioridad, la Corte Suprema del Estado de Nueva York en EE.UU había declarado que este asunto era competencia de Bahamas. Y así, la sentencia de la corte bahameña declaró ilegal la revelación de comunicaciones privadas en el curso de una sesión parlamentaria. Se sancionó al parlamentario que las reveló con una multa de 150.000 dólares. El fallo fue muy criticado por considerarse que violaba la preeminencia de la inmunidad parlamentaria.

Fernando del Canto señala que esta preeminencia está consagrada en el Artículo IX de la Carta de Derechos (Bill of Rights) de 1868 pero que hace referencia a los asuntos públicos mientras que el fallo del tribunal bahameño aclaraba que este pleito era un asunto eminentemente privado.

Así, Del Canto defiende que esta sentencia no viola el citado Artículo IX ni supone un peligro para los derechos de expresión y de inmunidad parlamentaria en los países de la Commonwealth. El interés general se sigue respetando pero al mismo tiempo se protege el interés privado.

“El derecho a la privacidad -argumenta León Fernando del Canto- es fundamental en una jurisdicción [Islas Bahamas] donde la industria financiera ha hecho de la confidencialidad su mayor prioridad” y considera que el fallo “refuerza los principios del constitucionalismo y del Estado de Derecho” en el mundo anglosajón.

Versión en PDF.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.