Consejos que tener en cuenta al crear una Family Office en España y en Reino Unido

Consejos que tener en cuenta al crear una Family Office en España y en Reino Unido

Las distintas jurisdicciones y los sistemas fiscales son claves que hay que tener en cuenta cuando se crea una Family Office.

Una Family Office (FO) is un tipo de negocio creado para gestionar el patrimonio y la riqueza de una familia o grupo de familias. Se encarga de la gestión del patrimonio financiero, inmobiliario y de inversión y su objetivo es proteger y asegurar el patrimonio y la herencia de la familia.

Los países líderes en este mercado son Luxemburgo, Bélgica, Holanda, Francia y Suiza, éste último debido a su “atractivo sistema del impuesto sobre la renta”, su “estructura financiera” segura y los “acuerdos firmados para evitar la doble imposición”, según publican Jan van Bueren y Thomas Ming en su artículo “Switzerland: the Home of the Family Office“. También señalan una serie de asuntos que hay que tomar en consideración cuando se decide establecer una FO como la jurisdicción aplicable a la nueva oficina y su forma legal, las empresas propiedad de la familia y sus empresas y patrimonios que necesitan “ser preservados y protegidos”.

En este sentido, la seguridad legal y la estabilidad jurídica son claves a considerar cuando se crea una Family Office. De esta manera, desde Farrer & Co, las “actividades centrales” de una FO se describen como “una gestión centralizada de la riqueza que procede de una familia o unas pocas en un ambiente donde la influencia de la familia afecta a la toma de decisiones”. Así, el Reino Unido y el distrito financiero de Londres (la City) son un mercado diverso y dinámico para las FFOO with una gran variedad de proveedores como bancos, despachos de abogados, empresas de consultoría, compañías fiduciarias, asesores independientes y boutiques.

Montar una FO en el Reino Unido requiere un asesoramiento profesional de alto nivel para adecuarla al marco regulatorio local. De esta manera, según la guía “Family Office Guide“, del despacho especializado en derecho internacional Taylor Wessing’s, para crear una FO se necesita la autorización de la Financial Conduct Authority, el regulador financiero británico. Esta autorización depende de “una variedad de pruebas que afectan al tipo de negocio de la oficina, si ofrece sus servicios al público o a terceros como un grupo familiar, un trust o cualquier otra sociedad”, afirma Jonathan Rogers, socio en Taylor Wessing.

Sin embargo, en España, algunas FFOO tiene la forma legal de “Empresas de Asesoramiento Financiero” o EAFI’s, que están sujetas al seguimiento de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), el regulador español, aunque no es obligatorio. Pero lo más importante a considerar en el mercado español de las FFOO es el llamado “Exit Tax“, un tipo de impuesto promulgado por el gobierno español durante la última reforma del IRPF en 2015: el objetivo de este tributo es “evitar la fuga de capitales y de empresas” y “gravar el cambio de residencia”.

Finalmente, el mercado de las FFOO está cambiando continuamente en un entorno globalizado y los despachos de abogados internacionales y los bufetes tienen que adaptarse a estas nuevas condiciones. En este caso, cualquier inversor que pueda necesitar consejo legal sobre estos temas por favor, no dude en contactar con nosotros y le asesoraremos en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

 

Tags:

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.