¿Cómo sacarle jugo a la nueva reforma fiscal del gobierno?

¿Cómo sacarle jugo a la nueva reforma fiscal del gobierno?

Las rentas altas son las más beneficiadas por los incentivos fiscales de la nueva reforma. Pensiones, vivienda y donaciones son los conceptos que más desgravan.

La nueva reforma fiscal que ha aprobado recientemente el gobierno en el Real Decreto ley 3/2016 para cumplir con Bruselas presenta una serie de modificaciones que, si se aprovechan bien, pueden suponer un ahorro fiscal considerable. Esta reforma beneficia, sobre todo, a las rentas más altas, es decir, a colectivo de alto poder adquisitivo (HNWI, en inglés).

En efecto, el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha calculado que el 25.2% del patrimonio total declarado en España se concentra en Madrid, donde 15.532 contribuyentes se ahorrarían con esta reforma el 48.3% de la cuota del impuesto sobre el patrimonio, unos 600 millones de euros en total, mientras que las personas que ganan más de 150.000 euros anuales podrían ahorrarse una media de 5.000 euros al año siempre y cuando mantengan un capital ahorrado.

Pero, ¿cómo sacar partido fiscal de estas nuevas medidas? Las deducciones que presenta esta nueva norma son:

1.- Planes de pensiones y planes de previsión asegurada: el contribuyente puede deducirse por estos planes una cantidad límite de 8.000 euros si no supera el 30% de los rendimientos del trabajo (unos 2.000 euros menos). El cónyuge puede ahorrarse hasta 2.500 euros si su pareja recibe menos de 8.000 euros por rendimientos del trabajo u otras actividades económicas, 500 euros más de ahorro.

2.- Compra de vivienda habitual: tanto si se adquiere una vivienda habitual o se realiza un pago para su construcción se podrá deducir hasta un 15% de lo invertido hasta un límite de 9.040 euros si ya se ha desgravado por este concepto en 2012 y años anteriores. (En el País Vasco y Navarra se mantienen estas deducciones por las viviendas adquiridas después del 1 de enero de 2013). En el caso de ampliación de superficie de dicha vivienda habitual y obras de rehabilitación, la deducción y su límite es el mismo. Pero las obras son de adaptación para personas con discapacidad, la reducción es del 20% hasta 12.080 euros.

3.- Plusvalías por venta de vivienda habitual: la tributación por las ganancias de este tipo de ventas oscilan entre el 19% y el 23% pero si la cantidad se reinvierte, total o parcialmente, en la compra de otra vivienda habitual sería posible neutralizar el pago del impuesto sobre el beneficio.

4.-Ganancias obtenidas por contribuyentes mayores de 65 años: este colectivo estará exento por la venta de cualquier bien si destina el importe obtenido a una renta vitalicia asegurada, con un límite de 240.000 euros, en un plazo de seis meses. En cuanto a los llamados coeficientes de abatimiento, podrían disminuir una parte de la plusvalías por la venta de bienes no relacionados con actividades económicas y adquisiciones anteriores al 31 de diciembre de 1994. Esta disminución tiene un límite de 400.000 euros y la parte proporcional de las ganancias obtenidas hasta el 20 de enero de 2006.

5.- Compensaciones de pérdidas con ganancias obtenidas: si se pierde dinero en una inversión en un fondo pueden compensarse con los réditos de otras inversiones pero no podrán adquirirse esos mismos valores hasta dos meses después de su venta. También podrán compensarse los rendimientos de capital mobiliario con las ganancias y pérdidas patrimoniales de hasta un 15% en 2016 (En 2017 y 2018 será de un 20% y un 25% respectivamente).

6.- Rentas en el extranjero: un contribuyente estará exento por sus rentas obtenidas en el extranjero hasta un límite de 60.100 euros siempre que hayan sido desplazamientos temporales.

7.- Donaciones a ONG’s y Fundaciones: Las donaciones a organizaciones no gubernamentales y a fundaciones, regidas por la Ley 49/2002, así como la defensa jurídica contra el empleador, tendrán una reducción de hasta 500 y 300 euros respectivamente. Para las ONG, los primeros 150 euros donados desgravarán un 75% y el resto, un 30%. Pero si se trata de una cantidad que se haya donado anteriormente a la misma organización o una cantidad que no haya disminuido en los últimos tres años, la reducción será del 35%. Por otro lado, si se donan bienes, las ganancias patrimoniales estarán exentas.

8.- Otras donaciones: si se dona a fundaciones y otras asociaciones de utilidad pública no regidas por la Ley 49/2002, así como a partidos políticos, desgravarán un 30% con un límite de 600 euros, incluidas las cuotas de afiliación.

9.- Planes de ahorro 5: las reducciones fiscales correspondientes tanto las Cuotas Individuales de Ahorro a Largo Plazo como los Seguros Individuales a Largo Plazo tendrán un límite de 5.000 euros anuales sólo si se hace efectivo la totalidad de la inversión y se tenga una permanencia de cinco años.

10.- Incentivos fiscales para los “business angels: Los familiares hasta el tercer grado y los benefactores de un emprendedor que aporten capital para el inicio de una actividad y creen nuevas empresas, tendrán que incorporarse al accionariado de las mismas y mantener sus participaciones entre 3 y 12 años. La base máxima a desgravar será de 50.000 euros anuales con un límite del 40% del capital aportado que no supere los 400.000 euros. Además, si abandonan la empresa, las plusvalías quedarán exentas si se reinvierten en otra entidad nueva o de reciente creación, con un ahorro medio de 560.37 euros y una inversión media de 2.801.86 euros.

La economía española está en crecimiento pero para que se consolide definitivamente el desarrollo económico, una reforma fiscal que permita incentivos fiscales es una buena herramienta. Sin embargo, si dichos incentivos no quedaran relegados a las rentas altas, sus efectos podrían ser mayores.

En Del Canto Chambers estamos especializados en derecho fiscal y mercantil y se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.