Cláusula suelo: Los Acuerdos ofrecidos por la Banca.

Cláusula suelo: Los Acuerdos ofrecidos por la Banca.

El fenómeno de las denominadas “cláusulas suelo” es actual y está en boca de todos. Sin embargo, hoy nos vamos a detener en un aspecto poco conocido por los clientes, y que consiste en el tratamiento que da la banca a este fenómeno.
A partir del año 2015, algunas entidades bancarias contactaron con los clientes cuyas hipotecas contenían la cláusula suelo, con el fin de ofrecerles la supresión de la misma, “gratis et amore”.
Tras dicha iniciativa, se escondía el objetivo de las entidades bancarias de ofrecer dicha eliminación de la cláusula suelo a cambio de que el cliente renuncia a futuras reclamaciones.
Así, el banco elimina una cláusula que ya en el año 2015 había sido declarada nula en centenares de ocasiones, y se aseguraba que las cantidades cobradas de más hasta esa fecha, nunca serían reclamadas por sus clientes.
Dicha situación fue aún más ventajosa para las entidades de crédito puesto que a partir de la Sentencia de 22 de Diciembre de 2016, el TJUE declaró que los tribunales nacionales no podían decidir situar la nulidad de la cláusula suelo en un momento posterior a la de la fecha del contrato de préstamo hipotecario.
Por lo tanto, dicha sentencia modificó la doctrina del Tribunal Supremo Español sintetizada en la Sentencia de 9 de Mayo de 2013. Los clientes que hubieran firmado con el banco un acuerdo en los términos citados, veían cómo se esfumaron sus posibilidades de reclamar las cantidades pagadas de más.

Sin embargo, no todo está perdido. Diferentes juzgados y tribunales de España ha declarado nulos dichos acuerdos.
Así la Sentencia Número 111, de 17 de Marzo de 2016 de la Sección 7ª Audiencia Provincial de Asturias declara la nulidad del acuerdo, extendido en documento privado entre el cliente y la Caja Rural de Asturias, en virtud del cual se elimina y reducía la cláusula suelo contenida en un préstamo hipotecario.
El argumento utilizado por el tribunal radica en que una modificación es nula, si nula era también la cláusula modificada, por lo que existiendo una cláusula nula en un contrato, ésta y sus modificaciones, deben ser expulsadas de la vida jurídica.

En similares términos se pronuncia la Sentencia Número 478, de 11 de Octubre de 2016 de la Sección 5ª Audiencia Provincial de Zaragoza declara la nulidad de otro acuerdo privado.
Al argumento anterior, el tribunal de Zaragoza añade muy gráficamente que “no puede ser admitida la renuncia a la aplicación de la cláusula tachada de nula o la novación de la misma por otra más favorable al consumidor como causa de enervación de la apariencia de buen derecho”.

Curiosamente, las sentencias pioneras en materia de defensa de consumidores y usuarios se han iniciado en la zona norte de España (Asturias y Zaragoza en materia de nulidad de acuerdos privados, Barcelona en materia de nulidades de ejecuciones, Vizcaya y Guipúzcoa en materia de nulidad del índice IRPH, del que hablaremos otro día), y posteriormente se generalizan al resto de provincias .

Por tanto, si ud ha firmado un acuerdo de este tipo, debe saber que dichos acuerdos están siendo declarados nulos por diversos tribunales españoles, y que por tanto, aún puede recuperar su dinero.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.