La caída de la libra devalúa las pensiones

La caída de la libra devalúa las pensiones de los británicos expatriados

La caída de la libra devalúa las pensiones de los británicos expatriados

Los pensionistas británicos en el extranjero han visto cómo sus pensiones han bajado hasta un 10% y temen perder aún más poder adquisitivo.

El Brexit sigue teniendo consecuencias, en su mayoría negativas, para la economía británica. Poco después del referéndum la libra esterlina sufría un retroceso en los mercados y alcanzaba valores que no se recordaban desde los años 80, mientras que autoridades y expertos no descartan que siga bajando.

Una de las numerosas consecuencias de esta caída es la que afectará a los pensionistas británicos que viven en el extranjero. La mayoría de este colectivo reside en países como Estados Unidos, Australia, Canadá, Sudáfrica o España y, tras el Brexit, el valor de sus pensiones ha caído entre un 8 y un 10%, según el diario británico The Guardian, aunque en nuestro país este descenso ha sido ligeramente inferior, de solo un 7.5%.

Los pensionistas británicos en el exterior son algo más de un millón de personas (1.2 millones, concretamente) y reciben sus pensiones en bancos de Reino Unido directamente en libras o en bancos extranjeros en la moneda local. Por tanto, las cuantías recibidas suelen variar dependiendo del valor de la tasa de cambio en el momento de ingresar el dinero.

Además, los pensionistas que viven en países del Espacio Económico Europeo se benefician de incrementos anuales en sus pensiones, unos beneficios que no disfrutan los que viven en terceros países, alrededor de 560.000 pensionistas, cuyas pensiones están congeladas.

Todo esto está en el aire con la salida de Reino Unido de la Unión Europea, que obligará a Londres a negociar acuerdos bilaterales con cada país de la UE para mantener la situación actual aunque expertos y consultoras de prestigio afirman que será muy difícil que ese status quo no varíe y, en todo caso, será un proceso largo y arduo en el que existe la amenaza de la congelación de pensiones.

Sin embargo los pensionistas británicos en el extranjero no sólo están preocupados por el menor valor de sus pensiones sino por el resto de su patrimonio que permanece aún en Gran Bretaña. Muchos de ellos tienen ahorros, inversiones y propiedades en alquiler. El mercado inmobiliario está paralizado y la caída de la Bolsa ha restado rentabilidad a las inversiones, así que la suma de estos contratiempos afectará, aunque todavía no se sabe ni cómo ni hasta cuándo, al patrimonio de estos expatriados.

Si tiene alguna duda legal sobre cómo podría afectar el Brexit a sus ahorros, patrimonio e inversiones por favor no dude en contactar con nosotros y le asesoraremos en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.