Apple se enfrenta a una multa por el pago de impuestos sobre sus beneficios

La Comisión Europea investiga los acuerdos tributarios de Apple con Irlanda y podría imponer a la multinacional una sanción sin precedentes por actuar contra el mercado interior.

La multinacional tecnológica Apple podría enfrentarse a una sanción por impuestos atrasados de hasta miles de euros. La decisión depende de la Comisión Europea, que este martes concluye una investigación de dos años acerca de unos supuestos acuerdos impositivos favorables con Irlanda, firmados en el periodo 1991-2007.

Si la comisaria de competencia, Marghrete Vestager concluye sus pesquisas considerando a Apple responsable de la firma con Irlanda de estos acuerdos, la multa sería de récord. Desde Irlanda se da por seguro que la Comisión Europea declarará los acuerdos ilegales con arreglo a las normas de ayudas estatales irlandesas y a las normas comunitarias del mercado interior.

En este sentido, Apple tendría que hacer frente al pago retroactivo del impuesto de sociedades irlandés, que tiene un tipo del 12.5%, sobre los beneficios antes de impuestos recaudados a través de Irlanda.

Como resultado, y según la consultora financiera JP Morgan, la sanción con la que Bruselas podría penalizar a la tecnológica Apple supondría un coste para la compañía de hasta 15.000 millones de euros, aunque desde Dublín tienen la esperanza de que finalmente ésta multa no sea tan elevada.

Tanto los responsables de la empresa como funcionarios del gobierno de Dublín han negado repetidamente las acusaciones de la Comisión Europea y han anunciado que presentarán alegaciones.

Por otro lado, no es la primera vez que se ha investigado fiscalmente a Apple sobre sus obligaciones en cuanto al pago de impuestos sobre sus beneficios. En 2013, el Senado de Estados Unidos cerró una investigación contra la multinacional por la que demostraba que durante cuatro años había pagado unas cantidades muy bajas o inexistentes de impuestos sobre sus beneficios.

Así, la hacienda norteamericana habría dejado de ingresar hasta 74.000 millones de dólares debido a la existencia de resquicios legales entre las leyes de impuestos irlandesa y americana. Sin embargo, no pudo probar ningún tipo de actividad ni mala conducta por parte de Apple y el gobierno irlandés.

Las investigaciones que tanto Apple como otras grandes multinacionales están soportando por parte de autoridades europeas se enmarcan en el proyecto BEPS de lucha contra el fraude fiscal internacional, que desde 2013 auspicia la OCDE y que la Unión Europea está implementando mediante la promulgación de recientes normativas europeas como la Directiva 2016/1164.

Si tiene alguna duda legal sobre sus obligaciones tributarias en el extranjero por favor no dude en contactar con nosotros y le asesoraremos en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.