La plusvalía municipal también podrá reclamarse a los ayuntamientos

La plusvalía municipal también podrá reclamarse a los ayuntamientos

Numerosos juzgados en toda España respaldan la devolución de la plusvalía municipal cuyo cálculo actual no tiene en cuenta el valor real del inmueble.

La plusvalía municipal, o Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), es una tasa impuesta por los ayuntamientos que grava el incremento de valor de un terreno urbano desde que se adquiere y se abona cuando se produce un traspaso del inmueble.

Sin embargo, numerosos juzgados están reconociendo cada vez más la improcedencia de esta tasa y están obligando a los ayuntamientos a devolver los importes cobrados. La razón es doble: por un lado, el cálculo del incremento del valor del terreno está basado en el valor catastral del terreno y en la aplicación de unos porcentajes teóricos, en lugar de que dependa del precio de compra o venta de la propiedad.

Por otro lado, durante la crisis los precios de los inmuebles descendieron entre un 30 y un 40% y, desde entonces, los vendedores han tenido que vender los inmuebles, en muchas ocasiones, a pérdida.

Como el cálculo de la tasa por los ayuntamientos está basado sólo en supuestos, el resultado es que siempre hay alguna cantidad a abonar por parte del vendedor. Estos aducen que, en caso de que se venda un inmueble en pérdidas, no exista hecho imponible y, por tanto, no haya necesidad de abonar la tasa.

El número de afectados es considerable ya que este impuesto se aplica a cualquier tipo de traspaso, ya sea una compraventa,  donación, permuta o herencia. Además, el importe medio oscila entre 2.000 y 5.000 euros.

De esta manera, ya en 2010 un juzgado de Cuenca cuestionó la constitucionalidad del método de cálculo de esta tasa. En 2012, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sentenció que no había obligación de tributar si no había un incremento del valor real del terreno, mientras que en 2016 otro juzgado de Valencia denegó el hecho imponible en caso de depreciación del inmueble.

Siguiendo esta nueva interpretación, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anuló una liquidación de esta tasa por un valor de 96.313 euros.

Desde el ámbito jurídico, en caso de reclamación para la devolución de este impuesto, se recomienda pagarlo previamente y presentar la demanda posteriormente junto con los intereses de demora. Así, para demostrar la existencia o no de incremento de valor en un terreno basta con presentar las escrituras de compraventa, las tasaciones hipotecarias y un peritaje, en su caso.

Si los ayuntamientos están calculando la plusvalía municipal basándose en unos supuestos que no concuerdan con la realidad, dicha tasa es, además de recaudatoria, lesiva con los derechos de los ciudadanos.

En Del Canto Chambers estamos especializados en derecho tributario y mercantil, especialmente, en reclamaciones fiscales ante los tribunales y la Agencia Tributaria. Se nos puede contactar en clerk@delcantochambers.com

Redacción de Del Canto Chambers

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.